Ante la inflación, ¿tarjeta de crédito o efectivo? - IUDÚ

Ante la inflación, ¿tarjeta de crédito o efectivo?

Ciberseguridad: ¿qué es y cómo funciona?
19/05/2020

En una economía como la nuestra, financiar es siempre tu mejor opción. En esta nota te contamos por qué y cómo conviene pagar en este contexto.

Inflación: ¿qué es y cómo funciona?

Vamos a suponer que te guardás $100 en el bolsillo en enero de 2020. Cuando los saques en mayo del mismo año tendrás $88,90. Este “truco de magia” se llama inflación. Es causado por el aumento generalizado y sostenido de los precios a lo largo de un período de tiempo. Y tu sueldo siempre viene corriendo atrás. Entonces, ¿cómo le ganamos la carrera a la inflación? (Spoiler alert: ese billete de $100 se va a seguir devaluando).

A la hora de pagar un producto o servicio es importante consultar si se puede financiar en cuotas y si éstas tienen o no intereses. Si tienen, no te olvides de tenerlas en cuenta para calcular cuál es tu mejor opción. Si no tienen, la respuesta es fácil: elegí pagar con tarjeta. 

¿Cuotas sin interés? ¡Me interesa!

Si en enero de 2020 compraste algo por $10.000 y elegiste pagarlo en 12 cuotas sin interés, siguiendo el razonamiento anterior, cada cuota valdrá $833,33. De acuerdo a la información oficial (Índice de precios al consumidor del INDEC), el valor real de tu primera cuota hubiera sido de $814,16, $816,66 la segunda y $805,83 la tercera. Y este monto va a seguir bajando. Aunque el resumen de tu tarjeta indique que pagás un valor nominal de $833,33, el valor de tu cuota es menor. Esto se debe a ese “truco de magia” de la inflación. 

Si te hubieran ofrecido un 10% de descuento por pagar en efectivo, en cambio, hubieras pagado $9000. Tal vez suena muy tentador en el momento, pero no todo lo que brilla es oro. Aunque parezca un ahorro importante, no olvides que pagar en cuotas es una oportunidad de usar la inflación a tu favor. ¿Cómo?, muy fácil. La inflación anual prevista es mayor a ese 10% que te ofrecían, se calcula que va a estar entre el 38,7% y el 53,8%. Por lo tanto, aunque sea imperceptible, el valor real que vas a pagar si usás la tarjeta de crédito, es menor que el precio con descuento por pago en efectivo. 

Entonces, antes de abonar un monto grande (que son los que usualmente pagamos en cuotas), tomate tu tiempo para evaluar cómo te conviene hacerlo y si tenés la oportunidad de financiarlo. Cuanto mayor sea la cantidad de cuotas y menor sea el interés, mejor para tu bolsillo. 

Con algunos recursos, ¡se puede ganarle a la inflación!

04/06/2020
Cómo organizar tus gastos para ahorrar más
Ahorrar en una economía con inflación ¡es posible!  Algunos datos para que te organices y empieces a ahorrar hoy. Antes de ayudarte a organizar tus gastos, […]
04/06/2020
¿Por qué es importante pagar a tiempo la tarjeta de crédito?
La tarjeta de crédito no es una extensión de nuestro capital y tampoco es “tu plata en otro formato”. Usar la tarjeta se parece más a […]
04/06/2020
Emociones y economía personal: nunca salgas a comprar triste
¿Alguna vez te compraste algo y te hizo sentir mejor? ¿Nunca tuviste un día complicado que se solucionó yendo al shopping o al kiosco? Eso que […]
Descargá la app