Emociones y economía personal: nunca salgas a comprar triste - IUDÚ

Emociones y economía personal: nunca salgas a comprar triste

Finanzas sustentables: ¿qué son y por qué valen la pena?
19/05/2020
¿Alguna vez te compraste algo y te hizo sentir mejor? ¿Nunca tuviste un día complicado que se solucionó yendo al shopping o al kiosco? Eso que te pasa tiene una explicación. Hoy te contamos por qué ir de compras te hace feliz y por qué deberías evitarlo para cuidar tus finanzas personales.

Ir de compras se transformó en un plan, una salida, un paseo. Para muchos, también es una forma de relajarse, una “terapia”. Pero no siempre fue así. Antes, las compras eran solamente para abastecimiento, comprar lo necesario y nada más. 

Está comprobado que el cerebro se “pone contento” al ir de compras. Ver algo que te gusta, pagarlo y tenerlo, activa una zona de tu cerebro que libera dopamina: un neurotransmisor relacionado con el bienestar, la motivación y la atención. Por lo tanto, tu estado de ánimo mejora y te sentís más feliz, esto está confirmado.

No sos vos, son tus emociones

Se sabe que las emociones alteran nuestro poder de decisión; por eso no se aconseja tomar decisiones cuando estamos muy contentos, eufóricos, muy tristes o enojados. En el caso de la tristeza, se busca evadir la sensación y evitar recordar el motivo que nos angustió. Acá es cuando entran las compras innecesarias. Vas a un shopping o abrís la aplicación de compras por internet, mirás cosas que te gustan, y muy probablemente no necesitás, te olvidás de la tristeza por un rato y obtenés satisfacción inmediata. Un estudio de las Universidades de Harvard, Carnegie Mellon, Stanford y Pittsburgh demostraron que cuando estamos tristes derrochamos más.

Entonces, ¿es malo ir de compras? ¡Para nada! Poder comprar cosas, ya sea porque te gusten o porque las necesites, no está mal. No tiene nada de malo ir de compras de una manera consciente y responsable.  Sin embargo, hay que tener cuidado de no caer en la trampa de pensar que “el shopping” soluciona nuestros problemas.

Tener una economía saludable, como te contamos en posteos anteriores, se compone de un montón de aspectos y hábitos que se adquieren con el tiempo. Saber cómo operan tus emociones a la hora de tomar decisiones financieras, es parte de eso

04/06/2020
Emociones y economía personal: nunca salgas a comprar triste
¿Alguna vez te compraste algo y te hizo sentir mejor? ¿Nunca tuviste un día complicado que se solucionó yendo al shopping o al kiosco? Eso que […]
19/05/2020
Ya ahorré… ¿y ahora qué?
Ya pusiste en orden tus ingresos y tus consumos, identificaste los gastos fijos y achicaste los variables; ahora te sobra plata a fin de mes. ¡Felicitaciones, […]
04/06/2020
¿Por qué es importante pagar a tiempo la tarjeta de crédito?
La tarjeta de crédito no es una extensión de nuestro capital y tampoco es “tu plata en otro formato”. Usar la tarjeta se parece más a […]
Descargá la app